Una juez rebate el contrato estrella de la reforma laboral

La sentencia señala que el contrato para emprendedores choca con la Carta Social Europa. “La reforma no puede anular los derechos de los trabajadores”.

Una juez de Barcelona ha declarado improcedente el despido de un trabajador y ha obligado a la empresa a readmitirle, o a indemnizarle, al considerar que un artículo de la reforma laboral, el referido al periodo de pruebas del contrato de apoyo a emprendedores, “vulnera” la Carta Social Europea, informa Efe . La juez del Juzgado de lo Social número 2 de Barcelona, ha declarado improcedente el despido del empleado César Expósito, que fue contratado por la empresa de recuperación de neumáticos Alfredo Mesalles.El trabajador tenía una jornada laboral de 40 horas, una categoría de peón, con una cláusula que estableció un periodo de pruebas de un año y fue despedido ocho días antes de acabar este periodo.

El empleado alegó que, según el convenio colectivo del sector, el periodo de prueba es de dos semanas para el personal obrero, ampliable a seis meses. Es decir, que ya debería ser indefinido. Sin embargo, la empresa se opuso porque el contrato se formalizó al amparo de la reforma laboral. Según esta norma, este contrato tiene un periodo de prueba de un año.

La juez considera que la aplicación del artículo 4.3 del Real Decreto de Ley 3/12 de Medidas Urgentes para la Reforma del Mercado Laboral contraviene la Carta Social Europea que, por el principio de jerarquía normativa, se sitúa por encima de la ley nacional. La juez cree que este artículo de la reforma laboral “vulnera” el artículo 4.4 de la Carta, pues no fija el plazo de preaviso ni la indemnización por finalizar el contrato durante el periodo de prueba de un año y que no se puede entender como razonable dicho periodo. España ha suscrito la Carta Social Europea.

La juez considera que el caso requiere la aplicación del Estatuto de los trabajadores que, fundamentalmente, remite el periodo de prueba al convenio colectivo de aplicación en la materia, según el sector o la empresa. La sentencia señala también que “es cierto que el RD Ley [de la reforma laboral] se dicta en una situación de crisis económica, pero también es cierto que en este periodo no se puede desproteger a los trabajadores de sus derechos”, informa Europa Press.

La juez también considera que la reforma laboral contraviene la legislación española de contratación laboral, porque el contrato de emprendedores con un periodo de prueba de un año va contra el Estatuto de los Trabajadores, que “siempre exige una causa para la contratación temporal”. “El RD Decreto Ley convierte al contrato de emprendedores en un contrato temporal sin causa, algo prohibido en nuestro ordenamiento jurídico”, añade la juez. En consecuencia, la juez ha declarado improcedente el despido del trabajador y condena a la empresa a readmitirlo o a que le pague una indemnización de 1.187 euros.

Empleo responde

Fuentes del Ministerio de Empleo, que mostraron ayer su contrariedad con la sentencia, recalcaron que el Estatuto de los Trabajadores, donde se regula el periodo de prueba con carácter general, no exige en este caso preaviso alguno. Además, los mismos medios agregaron que hay muchos convenios colectivos en los que por ejemplo se han pactado periodos de prueba de seis meses y tampoco se contempla el preaviso. En otros casos, donde el empresario considera que el trabajador no reúne las condiciones o la actitud requerida durante el periodo de prueba, tampoco tiene sentido la figura del preaviso. Lo mismo para el despido disciplinario. Las fuentes del Ministerio añadieron que en el propio Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 49, se contempla que los contratos temporales tendrán la obligación del preaviso siempre que la duración del mismo sea superior a un año. Desde el Ministerio se recuerda que, en todo caso, la sentencia, de un juzgado de primera instancia, no es firme pues cabe el correspondiente recurso.

Fuente: Expansión. M.V.. Madrid