Ocho de cada diez directivos creen que la economía irá a peor en 2019

La preocupación se extiende entre los empresarios españoles por la marcha de la economía. Hasta ocho de cada diez directivos consultados en el Consenso Económico de Pwc considera que la evolución de la economía nacional dentro de un año será peor que la registrada hasta ahora, mientras que sólo dos de cada diez cree que se mantendrá la situación actual.

Las principales causas de este pesimismo se encuentran en la evolución del contexto internacional, donde los directivos encuentran varios motivos para la inquietud. El más mencionado es un incremento de las tensiones proteccionistas como consecuencia de la guerra comercial desatada por Donald Trump, que un 58,8% valora como uno de los mayores riesgos para la economía mundial. A continuación aparecen los riesgos asociados al Brexit y el proceso de integración europeo, que se sitúan inmediatamente por delante de los elevados niveles de deuda pública en varios Estados. Como consecuencia de estos fenómenos, un 34% de los directivos considera que las exportaciones también disminuirán el próximo año, aunque siguen siendo mayoría –47,2%– los que creen que se mantendrán estables.

Asimismo, desde el pasado junio también ha aumentado en más de veinte puntos el porcentaje de directivos que prevé que el consumo de las familias disminuya también durante los próximos seis meses, alcanzándose un porcentaje del 29,3%. Aun así, siguen siendo mayoría (60,3%) quienes consideran que se mantendrá.

El informe dedica un apartado especial para la vivienda. Las expectativas en lo que respecta a su demanda por las familias son similares a las que había con el consumo en general, pues un 55,6% considera que se mantendrá estable mientras un 23,8% opina que se producirá una disminución. No obstante, la principal novedad es que hasta un 45,8% de los directivos piensa que existe riesgo de que se genere una nueva burbuja inmobiliaria, como reflejaría ya la subida de precios en el mercado o el aumento de los créditos hipotecarios.

Por último, los malos augurios sobre la evolución de la economía española se ven reflejados también en las previsiones acerca de la evolución del mercado laboral. A diferencia de lo que sucedía a principios de año, ya son mayoría los encuestados que consideran que la creación de empleo disminuirá en los próximos trimestres (44%) frente a aquellos que creen que se mantendrá estable (40,9%).

La situación del mercado laboral contrasta con las limitaciones que muchos directivos encuentran a la hora de encontrar candidatos para sus vacantes. Aunque la falta de demanda sigue siendo el principal motivo por el que las empresas no aumentan su producción, hasta un 15,1% apunta a que, aunque sí cuentan con demanda y capacidad productiva, no pueden expandirse debido a que no encuentran a trabajadores con la cualificación necesaria.

Fuente: Expansión