Las comunidades bajan impuestos en año electoral y suben AJD porque lo paga la banca

En 2019. Las autonomías realizan una bajada generalizada de impuestos en año electoral: IRPF, Patrimonio, Sucesiones y Donaciones e ITP son objeto de rebajas de tarifa y deducciones. Los impuestos propios, excepcionalmente, no crecen.

Las comunidades autónomas realizan una bajada generalizada de impuestos en 2019, año electoral, pero suben el AJD porque el Gobierno estableció en noviembre que lo paga la banca. Así lo muestra el Panorama de la Fiscalidad Autonómica y Foral de 2019 que presentó ayer el Consejo General de Economistas-Asesores Fiscales-Reaf. La rebaja fiscal alcanza al IRPF, a Patrimonio, Sucesiones y Donaciones y al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP), mientras que los impuestos propios no crecen.

En el IRPF, Madrid, Canarias y Murcia reducen la tarifa y Baleares, Canarias, Madrid, Cantabria, Galicia y Comunidad Valenciana crean nuevas deducciones, algunas, por cuidado de menores. Madrid sigue siendo de lejos la autonomía con el IRPF más bajo, con un tipo mínimo del 18,5% y un marginal máximo del 43,5%. Imponen los marginales máximos más altos Cataluña, Andalucía, Asturias, Cantabria. Comunidad Valenciana y La Rioja, del 48%, sólo por detrás de las Haciendas forales, con un tipo del 49% en País Vasco y del 52% en Navarra.

En el Impuesto sobre el Patrimonio destaca la rebaja en la tarifa de Galicia, estableciendo una igual a la estatal, y en Guipúzcoa, que rebaja medio punto el tipo mínimo. Tras estos cambios, Aragón es la región con la mayor presión fiscal en este tributo, ya que para una riqueza de 800.000 euros se pagan 1.164 euros al año; mientras que Madrid, la que menos, al no tener que abonar nada.

Aragón, Canarias, Cantabria, Madrid y Navarra incrementan las bonificaciones en Sucesiones y Donaciones. Aragón aumenta la reducción para los sucesores del Grupo II hasta 500.000 euros, estableciendo en Donaciones una bonificación del 65% para familiares cercanos con una base máxima de 500.000 euros, y Cantabria libera de tributación a los Grupos I y II en Sucesiones y en Donaciones.

En cuanto a los herederos del Grupo III, Canarias casi les libera de tributación y les bonifica, junto con Madrid (ver información adjunta).

En el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados (AJD), Madrid y Canarias establecen deducciones. Pero en lo que respecta al AJD de las hipotecas, Cataluña ha suprimido los tipos reducidos, algunos de los cuales también suprimen o suben –ya sólo para la banca, el único contribuyente en esta modalidad del impuesto– Asturias, Baleares, Canarias, Murcia y Comunidad Valenciana. Así lo explican algunas regiones en sus Presupuestos y leyes de acompañamiento y así lo reconoció Cataluña, que aprobó un Decreto pocos días después de que el Gobierno central hiciera lo propio y modificara el contribuyente del impuesto.

Respecto a los impuestos propios, el informe refleja que a lo largo de 2018 excepcionalmente no se crearon tributo propios, con lo que se mantuvo en 81 gravámenes, con una recaudación de 2.196 millones de euros, y las principales modificaciones en esta materia proceden de variaciones en la normativa. Los ingresos por estos tributos propios sólo suponen el 2,1% del total.

Fuente: Expansión