Internet impulsa las ventas en las tiendas

El 56% de los consumidores utiliza la Red o el móvil para buscar productos antes de ir a los establecimientos, según un estudio de Deloitte para eBay.

Empezar a vender a través de Internet supone importantes retos para los comercios, tanto tecnológicos, como en su cadena logística. Uno de los grandes miedos de los comerciantes es la canibalización que la Red puede suponer para sus tiendas físicas.

Un nuevo estudio elaborado por Deloitte para eBay desmiente el mito: en un 95% de los casos, las ventas a través de la web son complementarias. Bien porque lo que se compra son productos que no están disponibles en las tiendas locales, porque el comprador no tiene tiempo para salir de compras o, en algunas ocasiones, porque Internet actúa como reclamo de nuevos clientes hasta los establecimientos.

Por ejemplo, al examinar las ventas online del sector moda en Reino Unido, los 17 líderes del comercio minorista estudiados (que suman una cuota de mercado del 54%), generaron 195 millones de libras en ventas adicionales entre 2009 y 2013 a través de una estrategia omnicanal (ventas en tienda, web y móvil), lo que representa el 95% de un total de ventas online de 205 millones de libras. Y, en Alemania, por cada 100 euros gastados en electrodomésticos en canales distintos de una tienda física, se desviaron menos de dos euros de las tiendas tradicionales.

No sólo eso. Según Deloitte, los clientes que compran a través de varios canales (tienda física, online y app móvil, por ejemplo) gastan hasta un 50% más que los que sólo lo hacen por una vía.

‘Showrooming’

“Los compradores de alta frecuencia son casi el doble de proclives a utilizar el móvil en sus compras, y un 30% más proclives a buscar online antes de visitar una tienda”, apunta el estudio. “Investigan online y después compran el producto deseado en el canal que les ofrezca la combinación óptima de servicio, valor y capacidad de elección, y que se ajuste a su estilo de vida ajetreado”, continúa.

Este fenómeno se conoce como showrooming. Otro estudio reciente, elaborado por IBM, concluía que el showrooming origina casi la mitad de todas las compras por Internet, y supone un 6% del volumen que mueve el comercio minorista.

El informe de Deloitte y eBay desvela, asimismo, que la investigación online previa a la adquisición de un producto se produce, en muchas ocasiones, desde la misma tienda. Así, el 25% de los usuarios de smartphones compara precios por Internet mientras está en el establecimiento, antes de decidirse a comprar. Otro 22% comprueba si el vendedor está presente en redes sociales, y presta especial atención a los comentarios que hacen otros usuarios sobre éste.

España

En España, el mercado minorista online y móvil alcanza ya un valor estimado de 7.700 millones de euros. En 2013, el 56% de los consumidores en España utilizó Internet o el móvil para buscar productos, y un tercio de los consumidores españoles online realizó compras transfronterizas.

“Tomando como ejemplo el sector moda en España, alrededor del 6% de las ventas del mismo no se realiza en establecimientos físicos, sino a través de nuevos canales online, porcentaje que alcanza un valor aproximado de 900 millones de euros. De esta cifra, se estima que aquellos minoristas líderes con presencia omnicanal podrían obtener hasta 300 millones de euros en ventas”, concluye eBay.

 

Fuente: Expansión. E.A